.

Muro del Cementerio Central, Montevideo.

Imágenes de Jasón

.

I

Una rara playa de coral blanco. Le pregunto al compañero que ha quedado a mi lado si es francés. "Soy inglés", dice, "pero en cada viaje me preguntan eso, si soy francés". "¿Por qué?", me asombro. "Je ne sais pas".


II

Arrastrado por decenas de hombres, el barco rueda sobre las arenas del desierto, verdes y crujientes como cristales de olivina. 

Jasón, ya casi desnudo, ha perdido su única sandalia.


III

Hay que bajar por escalones de lava y en el corazón del monte el frío desmiente el lugar del mundo en el que estamos, y de a ratos hay que reptar por túneles llenos de barro donde la lava endurecida forma estalagmitas que amenazan con rasgarnos la ropa.


IV

Pesadilla en lo profundo de la noche: Jasón ha cubierto su rostro con barro, tal vez con azafrán. A la larga luz de las lámparas, el héroe barbado se ve tan pelirrojo como Aquiles, tan rubio como un demonio del trigo, tan alto como Polifemo. Relampaguea su iris, azul, verdegris, dorado.


V

Si la grulla pasa entre las rocas, la nave también tiene asegurado el cruce. La grulla pasa --unas pocas plumas se desprenden con un golpe seco-- y entonces la nave va.


VI

Ballet terrible. Medea envía a Creúsa un regalo: un manto, un vestido de bodas. Ríen las Furias de cabellera verde, de violáceas, membranosas alas de murciélago.


VII

Mil kilómetros océano adentro la sal quema la piel de tal manera que, llegado cierto punto, solo se piensa en calmarla con agua dulce.


VIII

Los muros del castillo son círculos concéntricos. Entre dos torres, el patio parece una plaza de toros. Hombres de capas carmesíes giran en torno al árbol-serpiente.

Hay dos apariciones blancas, como de harina tamizada: una mujer, un perro alano.


IX

El portal de las Rocas Azules se cierra para siempre, porque un barco ha podido franquearlo. "Esa puerta estaba abierta solo para ti".


X

No visto piel de pantera sino de tortuga: una caparazón abandonada de galápago que llevo como armadura de caballero medieval.


XI

Jasón se ha transformado en un cartógrafo inglés. Es hora de comer, pero todo lo que hay en la fuente danza y vibra. En torno a la mesa de madera, sus compañeros regurgitan animales fantásticos. Jasón, tal si fuera Jonás, es devorado y devuelto por un dragón azul.


XII

Carpir las zaleas, lavar las arenas, esperar con paciencia que las cosas caigan por su peso, que se asiente la grava, que los granos de oro, si es que ahí están, comiencen a lucir.


XIII

Jasón pasa por Roma. El templo parece un bosque petrificado. Las columnas tienen garras de harpía. Del brazo del héroe cuelga la preciosa piel.

La sombra avanza desde una esquina. En otra el dios vengador observa, y su mirada cala los huesos.


XIV

La serpiente lame la mano de Medea, que le ha ofrecido sus hierbas santas como pan de jengibre. Jasón cae sobre sus espaldas, las piernas abiertas, los brazos en cruz.


XV

(Cuentan que en la Cólquide colocaban las pieles de cordero como cribas en los lechos de los ríos y luego las colgaban, cargadas de oro en polvo, listas para esperar a los ladrones).

---
Montevideo, mayo-junio de 2016.
Foto: Jason Flemyng en "VIY" ("ВИЙ"), 2014.

Eros y Afrodita en la minificción

.

Tal como en esta noticia les adelantaba, el texto "Escarcha", tomado de Trinitaria (2001), acaba de aparecer en la antología de minificción erótica que la autora y académica mexicana Dina Grijalva preparó durante una reciente estancia posdoctoral en la Universidad de Salamanca, con el agradable agregado de que serán tres ediciones (y en diferentes países) las que me permitirán celebrar por todo lo alto los quince años de ese pequeño libro, el primero que publiqué. La edición pionera ha sido la de Ficticia (Ciudad de México), donde presto funciones en la página 100, y llegarán pronto la de Nazarí (Granada) y la de Macedonia (Buenos Aires), de la cual espero con ansiedad el ejemplar prometido, no tanto por mi relato como por todos los otros. Es que en esas páginas me codeo con gente como Juan José Arreola, Pía Barros, Raúl Brasca, Clara Obligado y Ana María Shua, por dar solamente algunos nombres. ¿Qué les parece? Más info aquí.

Foto: cumpleaños de Trinitaria en la apertura 2016 del ciclo Caramelos y Pimientos.

Una foto en la que usé como filtro los lentes de sol que tenía puestos. Es el río Vístula, en Cracovia.

"Invoca primero con vino a Jano y Júpiter; luego dirás: 'Padre Marte, te ruego y suplico que te muestres benigno y propicio a mí, a mi casa y a nuestra gente; para esto he ordenado que mi campo, mi tierra y mi granja sean rodeados por el suovetaurilia, para que tú impidas, apartes y alejes las enfermedades vistas y no vistas, la esterilidad, la desolación, las calamidades y las inclemencias del tiempo; y para que permitas que mis cosechas, mis granos, mis viñedos y sementeras broten y fructifiquen; para que mantengas sanos a mis pastores y ganados, y nos des buena salud y fuerzas a mí, a mi familia y a mi gente.

Para todas estas cosas, para purificar y hacer la lustración de mi granja, mi tierra y mi campo según he dicho, séate propicio este suovetaurilia lactante que te será inmolado.

¡Padre Marte, para el mismo propósito dígnate aceptar este suovetaurilia lactante!'

Con el cuchillo comprueba que la torta y el pastel estén cocidos; luego ofrécelos.

Al inmolar el cerdo, el cordero y el ternero habrás de decir: 'Para el mismo fin dígnate aceptar la inmolación de este suovetaurilia'. 

No debes nombrar el puerco, ni el cordero, ni el ternero".

Catón el Viejo, De re rustica, 141.
Trad. de Vicente O. Cicalese.

Cyrene

.

"Bou-Saada, the tawny queen clothed with dim gardens and guarded by violet hills, sleeps voluptuously by the rough edge of the ravine in the depths of which the little water tinkles away over pebble stones that are rose hued or white".

Isabelle Eberhardt, "The Tears of the Almond Tree".

And the tale was a woman, a city-woman, a woman with the braids of a Himba girl, that look like goat horns, or with a sequined veil like those the Tuareg women wear in Ghadames during the harvest festival. She had fine ankles and long feet with golden slippers to walk by the ancient Timbuktu and lived in one of those coral huts that once enchanted the travelers in Kilwa Kisiwani.

It was a spiral tale, like a boar tusk brimming with palm oil.
A mirror tale: someone looking at themselves in the water of Abaeté, hoping to discern, in the deep night, the land of Aiocá.
An hourglass tale, fast and subtle like a dama gazelle in the Sahel or an invisible hunter in the Lake Eyasi.
For in the tale there were men, also. 

2016. 

Hotel Marte en Letralia

.

Otra buena noticia de la casa: "Hotel Marte", una colección de poemas sobre la que venía ofreciendo algunos adelantos en forma de epígrafes electrónicos, ha sido seleccionada para su aparición en Veinte: las dos décadas de la Tierra de Letras, es decir, el libro digital recién publicado que conmemora el aniversario número 20 del portal venezolano Letralia. El libro completo está disponible a través de este enlace (pueden encontrar mis textos a partir de la página 111) y no puedo más que agradecer la invitación y esperar que mi trabajo les resulte interesante.

Foto: Copenhague.

Images of Jason


“Some of the thralls were busied with a mighty bull, others with the axe were cleaving dry billets, and others heating with fire water for the baths; nor was there one who relaxed his toil, serving the king.  Meantime Eros passed unseen through the grey mist, causing confusion, as when against grazing heifers rises the gadfly, which oxherds call the breese. And quickly beneath the lintel in the porch he strung his bow and took from the quiver an arrow unshot before, messenger of pain. And with swift feet unmarked he passed the threshold and keenly glanced around”.
Apollonius Rhodius, Argonautica, Book III, 268-298,


I

            A rare white-coral beach. I ask the traveler sitting beside me if he is French. “I’m English”, he says, “but in every single trip they ask me that, if I’m French”- “Why?”, I ask, surprised. “Je ne sais pas”.

II

            Dragged by dozens of men, the ship rolls over the sands of the desert, green and crisp like crystals of olivine. Jason, almost naked, has lost also his only sandal.

III

            We have to go down by lava steps, and in the heart of the mountain the wet cold denies the place we are in, and from time to time we have to crawl by tunnels full of mud where the hardened lava forms stalactites that could easily tear our clothes.

IV

            Nightmare in the deep of the night: Jason has covered his face with mud, maybe with saffron. Under the long light of the lamps, the bearded hero looks as red-haired as Achilles, as blond as a wheat spirit, as tall as Polifemo. His only iris is flashing, deep blue, vert-de-gris, bright golden.

V

            If the seagull can pass between the rocks, the ship will cross as well. The seagull passes –a few feathers come off with a strike— and then the ship sails on.

VI

            Ballet terrible. Medea has sent to Creusa a present: a mantle, a wedding dress. The Furies, with their green locks and their membranous, purplish bat wings, burst out laughing.

VII

            Seven hundred miles out to sea the salt burns the skin so badly that, at a certain point, one only thinks about calming it with some sweet water.

VIII

            The castle walls are concentric circles. Between two towers, the yard looks like a bullfighting ring. All around the serpent-tree, men with crimson cloaks gyrate.
            There are two white presences, as made of sifted flour: an Alano dog, a woman.

IX

            The gate of the Blue Rocks closes forever, because a ship has been able to cross it. “This door was intended only for you”.


X

            I am not wearing a panther skin but a turtle one: an abandoned shell that I use like a medieval knight would carry his armor.

XI

            Jason has become an English cartographer. It is dinner time, but all what is in the plate vibrates and dances. Around the wooden table, his mates regurgitate fantastic animals. Jason, as if he were Jonah, is devoured and given back by a blue dragon.

XII

            Let us scrape off the sheepskins, let us wash the sands, let us wait with patience that things fall down by their own weight, that the gravel settles, that the gold grains, if they are really there, begin to sparkle.

XIII

            Jason goes through Rome. The temple looks like a petrified forest. Its columns have harpy claws. From the hero’s arm hangs the precious skin.  The shadow advances from one corner. In another the avenging god watches, and his stare pierces to the bone.

XIV

            The serpent licks the hand of Medea, who has given it her sacred herbs as if they were gingerbread. Jason falls on his back, his arms stretched out, his legs opened.

XV

(It is told that, in Colchis, people used to put the sheepskins in the riverbeds and then hang them, full of gold powder, ready to welcome the thieves).

Montevideo, 2017.
Picture: Jason Flemyng on "VIY" ("ВИЙ", 2014).


.

"Acompañáronla hasta el templo donde habían mandado edificar el mausoleo, una sepultura de cuya magnificencia se hace mención en los libros de historia. Allí, dentro de una capilla cuyas paredes de oro llevaban engastados tesoros de piedras preciosas, sentado en un trono delante del altar erigido a sus dioses, vestido con ricos atavíos, el cuerpo de Héctor, tan maravillosamente embalsamado que ofrecía la apariencia perfecta de estar vivo, desafiaba aún a los griegos con su altiva mirada y con la espada desenvainada que seguía blandiendo su mano. Allí estaba, vestido con una larga y ancha túnica de oro fino, ribeteada con unos bordados de piedras preciosas colgando hasta el suelo encima de sus piernas que ungidas con un fino bálsamo desprendían por todo el lugar un aroma maravilloso. A la luz de unas lámparas de aceite que difundían una asombrosa claridad, los troyanos lo honraban como si de un dios se tratara y nadie hubiera podido estimar en su precio el lujo de aquel mausoleo. Llevaron entonces hasta allí a la reina Pentesilea, que, en cuanto abrieron la capilla y vio su cuerpo, cayó de rodillas para homenajearle como si estuviera vivo". 

Cristina de Pizán, La Ciudad de las Damas.
Trad. de Marie-José Lemarchand.

Foto: David Bowie en "Just a Gigolo" (1978).

Mermelada mágica

.

"Michael, Miguel, peut-être Michel, 
je n' sais pas vraiment comment il s'appelle". 

Véronique Rivière, "Michaël"

Volaba el lindo, volaba por cielo y tierra, se deslizaba como en patines por los círculos polares, planeaba sobre las terrazas plateadas de los arrozales de Longji.
Oculto a veces en su campana submarina, asomaba para trazar signos en el aire con las puntas de sus zapatos, y eran como dibujos a la punta de plata en una planicie de yeso francés.
Volaba, volaba el lindo con sus guantes imantados, y hacia sus manos iban todas las cosas, y en sus brazos al fin volaban hasta los demonios, en círculos que por un instante desvanecían el alrededor.

.

Hospital Maciel, Montevideo.

Habanera op.25

.

Cumplo en contarles que al menos dos libros de la casa se van de paseo: a través de una gestión de la Casa de los Escritores del Uruguay, Trinitaria y Villa de Niebla (y tal vez también Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera y La enfermedad del terciopelo, los dos trabajos que la Casa me publicó en 2009, el último de ellos en una antología) estarán en el stand que el Ministerio de Educación y Cultura tendrá en la 25ª Feria Internacional del Libro de La Habana. Y como si este honor no fuera bastante, luego de finalizada la Feria las obras en cuestión se integrarán probablemente al catálogo de la Biblioteca de la Casa de las Américas. Gran alegría entonces por aquí, y el agradecimiento a la Casa de los Escritores y al Área de Letras del MEC por el apoyo.

Nueva corresponsalía

.

Una buena noticia para despedir el año: a partir de este número (33) seré la corresponsal en Montevideo de Alhucema, la revista internacional de teatro y literatura en la que en 2014 apareció mi colección de poemas "La Soufrière/ El Azufral (soliloquio del apunte)", que pueden leer o releer aquí. Así me lo ha confirmado desde Albolote, Granada, su director, Emilio Ballesteros. Alhucema tiene comité de evaluadores externos y corresponsales en los cinco continentes, por lo que me entusiasma mucho que Uruguay se integre también a esta propuesta. Agradezco la confianza y me pondré a trabajar para que lo que ocurre culturalmente en estas costas se vea bien reflejado.

Foto: Ciudad Vieja, Montevideo.
.

Congreso, Buenos Aires.
.

Viviendo junto a un hospital, un espectáculo habitual en nuestras paredes es la proyección de las luces de las ambulancias.

Minificción erótica desde Salamanca

.

Estoy encantada de contarles que el minicuento "Escarcha", de Trinitaria (2001), ha sido seleccionado por la escritora y académica mexicana Dina Grijalva para aparecer en su Antología de minificción erótica. Dina, doctorada en letras por la UNAM y actual docente e investigadora de la Universidad de Sinaloa, preparó esta recopilación en el marco de una estancia posdoctoral en la Universidad de Salamanca bajo la orientación de Francisca Noguerol, profesora titular del Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de esa casa de estudios y una de las más destacadas investigadoras del microrrelato en nuestra lengua. La obra, con prólogo de Francisca, será publicada por Editorial Nazarí y ofrecerá unos ciento cincuenta textos sobre un tema que a nadie deja indiferente. ¡Mil gracias a las dos por el honor!

Foto: Venecia.

"La Ciudad, de muchas pequeñas leñeras en los patios, se helaba y parecía convertirse en una gigantesca cabeza de azúcar".

Mijaíl Bulgákov, La guardia blanca.

Lecturas recientes

.

"El cumpleaños de la Reina" en Caramelos y Pimientos (Bar Girasoles, Montevideo), 12/4/2016. Textos de Trinitaria (2001), Villa de Niebla (2004), "La enfermedad del terciopelo" (serie de prosas incluida en la antología 7 Jóvenes Narradores 7, 2009), Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera (2009) e inéditos.

Día Internacional de la Poesía en la Casa de los Escritores del Uruguay (Mercado de la Abundancia, Montevideo), 21/3/2016. Textos de Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera y "La enfermedad del terciopelo" a siete años de su publicación.

"El infatigable duque de Norfolk" en El Living, Parque Rodó, Montevideo, 16/9/2015. Textos de Trinitaria, Villa de Niebla, Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera, "La Soufrière/ El Azufral" (publicado parcialmente en la revista Alhucema en 2014) y este blog.

"Cantigas de escarnio y maldecir" en La Ronda Café, Barrio de las Artes, Montevideo, 3/9/2015. Textos satíricos de Trinitaria, Villa de Niebla, Cena del rey (inédito, 2005), Tablas reales y otros juegos (en www.letralia.com, 2008) e inéditos sin clasificar (aún).

Foto: cortesía de Nilson de Souza (16/9/15).

Ciel de lit

.

Dosel, 
vapor, 
cielo de leche.

Velo y corona
del tiempo entredormido.

Suave calesa,
xilófono del aire,
glissando.

Molduras,
filigrana,
árbol de nieve.

--

Ciel de lit: fr. 'dosel' (literalmente 'cielo de cama').
.

Siempre recojo papeles por ahí porque nunca se sabe qué puede disparar una idea, pero jamás pensé encontrar algo como esto: un ejercicio de programación con frases sobre planetas cuya gravedad aún se desconoce en el reverso de un recibo del estudio contable González y Bialystocki fechado en la década de 1960. Por mi parte no hay nada que agregar.

El canto de las sirenas

.

Obra de la artista argentina Lily Perkins en Punta de las Salinas (Punta del Este, Uruguay).

Cancionero multilingüe

.

Si te interesan las lenguas, seguramente tu mp3 o afín lo refleje. A mí se me ocurrió hacer una "foto" del mío en un momento dado para ver cuáles aparecían y en qué proporción. En algunos casos no sabía exactamente qué lengua utilizaba tal o cual intérprete, así que tuve que investigar un poco. Aquí va la lista:

33 canciones en inglés
17 temas instrumentales (la música, idioma universal :)
8 en francés
7 en portugués
3 en alemán
3 en ruso
2 en italiano
2 en hebreo (con un caso dudoso, porque es una fusión de música klezmer con música gitana) 
1 en creole de La Reunión
1 en inglés de Trinidad y Tobago
1 en thai
1 en duala (lengua hablada en Camerún)
1 en rumano
1 en sardo
3 en dos lenguas (inglés-español, inglés-portugués, inglés-griego. Ej: "Marching through the wilderness", de David Byrne, una de mis canciones favoritas de todos los tiempos).

En fin, estos son mis resultados. No es difícil advertir un ligero favoritismo hacia la familia romance (más allá de la omnipresencia del inglés en el pop). Recomiendo el ejercicio a todos los amantes de las cuestiones lingüísticas. ¡Saludos!

Foto: Tallinn, Estonia.

Los poetas dicen

.

Aquí pueden leer (y escuchar) la participación de una servidora en este exitoso ciclo de El País Cultural (suplemento del diario El País) en el que ya han visto la luz numerosos y variados autores del panorama poético uruguayo. El texto seleccionado es "Teología", que encontrarán también en audio (en grabación realizada por Juan de Marsilio en el bar El Gaucho de Montevideo).

Foto: Vilna, Lituania.

Los libros de la casa

.

Trinitaria (Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 2001). Prólogo de Pablo Rocca, portada de María Eugenia Ferreiro.

Villa de Niebla (Montevideo, Artefato, 2004). Portada de Andrés Arcos.

Tablas reales y otros juegos, en Letralia (www.letralia.com), sitio web de Cagua, Venezuela, 2008. 

Los cien ojos de la cola del pavo real de Hera (Montevideo, Casa de los Escritores del Uruguay, 2009).

"La enfermedad del terciopelo", colección de prosas publicada parcialmente en 7 Jóvenes Narradores 7 (Montevideo, Casa de los Escritores del Uruguay, 2009).

"La Soufrière/ El Azufral", colección de poemas publicada parcialmente en Alhucema Nº 31 (Albolote, Granada, 2014).

"Hotel Marte", poemario, en Veinte (libro digital editado por el vigésimo aniversario de Letralia, 2016).

.

Ayer soñé que volvía al reino de los reptiles en el pasaje de la estación húmeda a la seca, cuando la bruma se traga las islas y las convierte en escondite ideal para piratas.

Foto: Concha de Perla, Galápagos.

.

Ovejas recién esquiladas en la Patagonia chilena.

Toda manera de alegría



"Por que toda manera de alegria quiso Dios que ouiessen los omnes en si naturalmientre, por que pudiessen soffrir las cueytas e los trabaios quando les uiniessen, por end los omnes buscaron muchs maneras por que esta alegria pudiessen auer complidamente.

Onde por esta razon fallaron e fizieron muchas maneras de juegos e de trebeios con que se alegrassen".

Alfonso X, Libros de acedrex, dados e tablas.
Por casualidad acabo de descubrir que hoy hace siete años (número cabalístico si los hay) que "Tablas reales y otros juegos", este poemario basado en el Libro de Juegos de Alfonso X "El Sabio", apareció en Letralia, sitio web de Venezuela. Aquí está por si alguien quiere releerlo:


Foto: Innsbruck, Austria.
.

Pasé unos días en la estepa patagónica, donde la ley principal es la del viento (por lo que tomó un buen rato que el gallito se quedara quieto un segundo para la foto).

Nuestra Señora de las Nieves

.
.
Vetas verdeazules en el hielo, hielo gestándose, levantando una pared, un tejado traslúcido para tu encierro invisible.
Primero será blanco tu techo. Nadie verá tu cuerpo flotando en las aguas, apenas adornado con algunas algas de río, tus muslos claros, gélidos, lo primero que dejaste de sentir.
Si un poco de sol astilla luego tu palacio de invierno, asomarás por una grieta y descansarás en playas heladas junto a los árboles desnudos, apenas cubiertos por pálidas joyas de nieve. Fulgurante, tu cuerpo ya será parte del agua y volverá a hundirse cuando arrecie el viento cortante, cuando los pájaros se vayan definitivamente al Sur.
Nada, en realidad, es definitivo. Finalmente, si esa palabra es plausible, comenzará el deshielo. Tu cambiante palacio desaparecerá río abajo llevándote con él y las neblinas de la ciudad lo oscurecerán. Se hará humo. Discurrirá con las aguas borrando su propia estela, deshaciéndose.
Serás Nuestra Señora de las Nieves. Nadie sabrá cuál fue antes tu nombre.

De La enfermedad del terciopelo (2009).
Foto: témpanos del glaciar Upsala.

Purorrelato II

.

Están disponibles aquí los cincuenta microrrelatos seleccionados en la convocatoria 2014 de Casa África, el consorcio que, como les había contado antes, integran el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, el Gobierno de Canarias, la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Entre ellos están los dos que me atreví a presentar, "La Maleva de la Encrucijada" y "Zebra Man" (un tercero sobre el garoé, el árbol del rocío, quedó en el caldero para otra ocasión), y hay, además de todos los textos en cuestión, trabajos de seis invitados especiales: Sami Tchak, Ángeles Jurado, María Jesús Alvarado, Vamba Sherif, Teresa Iturriaga Osa y Manuel Rodríguez. Para todos los gustos.

Foto: Venecia.

Confiture magique

.

"Michael, Miguel, peut-être Michel,
je n' sais pas vraiment comment il s'appelle".

Véronique Rivière, "Michaël".

Il volait, le joli, il volait dans le ciel et dans la terre. Il glissait comme sur des patins par le cercle arctique, il planait sur les terrases argentées des rizières de Ping' An.
Caché par moments dans sa cloche sous-marine, il apparaissait pour tracer des signes dans l'air avec les bouts de ses chaussures; et ils étaient comme des dessins à la pointe d'argent sur une plaine blanche de gypse.
Il volait, le joli garçon, avec ses gantelets d'aimant, et toutes les choses allaient vers ses mains, et à la fin du jeu, dans ses bras même les demons volaient, en cercles que par un moment évanouissaient les alentours.

Remerciements: Octavio Malherbe.

.

Cementerio de Punta Arenas, Chile.

Teatro de sombras



a quien dice llamarse Xiao-Li

En la planicie pulida por cristales de lluvia, la sombra chinesca me escolta, corre que te corre. El frío de esta villa voraz, para estar a tono, ha tallado un espejo negro bajo mis pies. Ahí vamos las dos, cada cual en lo suyo: yo custodio los recodos de mi tesoro gris perla y ella quiere acuñar nuevas monedas de cobre que al caer suenen como minúsculas campanas.
La sombra con forma de sapo pierde el aliento, pero la expresión de su cara redonda de marfil apenas cambia. Transformada en alfil de mi viejo ajedrez –bailan las manos oficiosas- traza su diagonal sobre el tablero escarlata y blanco (sí, porque hay sangre en la nieve de esta primavera indolente que aún no se decide a entrar).
Mi criatura sombría no para de observarme desde su curiosa ausencia de párpados. Busca el quiebre que le permita arquearse sobre mi espina. Lleva dagas escondidas en las botas.
Parece que ahora se ha convertido en Buda. Y sabe cómo me llamo, pero dice que no.

De La enfermedad del terciopelo (2009).
Foto: Venecia.


Alhucema 31

.

Ya está en la calle el número 31 de Alhucema, la revista literaria que se edita con el apoyo del Ayuntamiento de Albolote, Granada y que, como les había adelantado hace unos meses, en esta ocasión incluye poemas de la casa (la colección "La Soufrière/ El Azufral", en la que empecé a trabajar en Canadá hace algunos años y que me alegra que hoy vea la luz. Bonus aquí.). En el volumen hay poesía, prosa, una entrevista (de Rolando Revagliatti a Gabriel Impaglione), teatro, estudios y reseñas de autores de Argentina, Brasil, Colombia, Costa de Marfil, Cuba, Ecuador, España, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay (cuya posición alfabética me permite pasar por persona de fina educación). Lectores bienvenidos.
.

Peatonal Sarandí, Montevideo.
.

"En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra.
    Fue fusilada.
    Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.
    Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura".


Augusto Monterroso, La oveja negra y demás fábulas.
Foto: Venecia.
.

Bulevar Artigas y Agraciada, Montevideo.

Soliloquio del apunte

.

Su ropa cuelga
lánguida en la jaula,
sahumándose en azufre.
Dicen que el rey se ha ido.
La capa, el sombrero de fieltro,
los zapatos que aún guardan
la forma de sus pies.
Todavía murmuro sus líneas,
aún le ofrezco mis labios
por si le hicieran falta,
y su contrafigura aún se alza,
insolente, procaz,
sobre el tablado.
--
Texto extra de "La Soufrière/ El Azufral (soliloquio del apunte)".
Foto: Venecia.

Winterken

*

Río del cielo,
plumas y agujas de hielo suave,
leche en espuma,
estela profunda del trineo.
--
Winterken: término flamenco empleado para denominar estampas invernales como las del llamado "Maestro de los Paisajes de Invierno" (s XVI-XVII), probablemente Gijsbrecht Leytens.

Foto: Ottawa.

Revista Alhucema

.

Con gran alegría les cuento que una colección de poemas propios (La Soufrière/ El Azufral) ha sido seleccionada para su publicación en Alhucema, revista internacional de teatro y literatura basada en Albolote, Granada. Alhucema tiene comité de evaluadores externos y por su vinculación con lo teatral me parece muy interesante que vean la luz allí estos textos escritos desde el punto de vista de un apuntador. En cuanto a "La Soufrière" y "El Azufral", son los nombres de dos volcanes diferentes, uno en Guadalupe y el otro en Colombia, pero podrían ser también traducción uno del otro. La edición se espera para diciembre.

Alizarina



La niña hízose traer unos zapatos de la China. Eran oscuros y con una larga punta cubierta de tul. Llegaron en el Galeón de Manila, entre nácar, sedas y té, y la niña los llevó para su fiesta de cumpleaños.
--
(2014).

Purorrelato 2014



Pues hete aquí que dos minificciones de la casa formarán parte de Purorrelato II, publicación digital que recogerá los textos seleccionados en el marco de la edición 2014 del concurso que organiza Casa África, consorcio público integrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, el Gobierno de Canarias, la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. ¿Qué tal? Muchas gracias a ellos y al jurado por el reconocimiento y felicitaciones a los ganadores y demás seleccionados.

Fuego de Sanct' Elmo

.

Área del puerto de Montevideo.

Florilegio(s)

.

Nectario

Receptáculo ceñido
con diez puntos melíferos.
Corola de pétalos cóncavos.
--

Paprika

Escalera de doble espiral
tallada en lava.
--

Pespunte

Juntura, 
capullo,
pabilo
de la lámpara de óleo.
--

Foto: Montevideo.

Villa de Niebla




Así se duerme en la villa de Niebla.
Llegan los murciélagos, las niñas de la hiedra, los pensamientos oscuros. El durmiente tiembla y se arrebuja en lanas y algodones, intranquilo. A su lado la lumbre se extingue.
Luego, en los caminos, las plantas de viniebla se doblan apenas bajo un viento sutil y helado, y entonces aparecen los sueños de placer. Se ahogan, sin embargo, en un quejido: el durmiente despierta, advierte que soñaba y vuelve a caer en letargo, no sin antes derramar un par de lágrimas.
Finalmente, con los primeros rayos del día, la víctima cae por fin en un profundo sueño. Y es entonces, justo entonces, que las malditas campanas llaman al deber.

De Villa de Niebla (2004).
Foto: Montevideo.

La amanecida



Ciudad Vieja, Montevideo.

Altarreina



"Más, más, más" dice la reina de espaldas en su alarido ahogado, trasmutado en la palabra justa.
Un hombre en sus acentos me dice cómo debo creer que es el cuerpo humano, el mío en particular.
Se me sirven bocados de altarreina y de pastel de risco; casi caigo, pero alguien interrumpe la cena.
"No seamos necios" dice la reina de frente ¿o de espaldas? ya desnuda ¿o cubierta por completo y para siempre?
Su cara y sus contornos se diluyen frente al espejo triple; su voz muda se miente en la leyenda.
--

Texto inédito (2008) inspirado en "La reina de los alisos", de Elfriede Jelinek.
Altarreina: planta herbácea de flores blancas y rojizas que se utilizan en tónicos.
Foto: "Madre cautiva", de Stephan Sinding.



A mi cámara de guerra le apareció algo en el lente que me recuerda a aquella línea que cantaba Lhasa de Sela: "Soy el punto negro que anda a las orillas de la suerte".

Cala Luna



Bueno, parece que ya tengo casa-taller: me ha dado por llamarla Cala Luna, como una playa de Cerdeña que quisiera conocer, porque algo me hace sentir que tiene que tener nombre. Queda en el Guruyú, pequeño barrio en el área del puerto de Montevideo cuyo nombre es una versión más guaranizada que españolizada del apellido de Domingo Gounouillou, un empresario naviero de origen francés importante en la historia de la zona. Es que por estas tierras, comenzando por la palabra "Uruguay", los nombres de lugar guaraníes abundan y por lo que parece la gente del Guruyú lo intuyó perfectamente en su momento al vérselas con el tal apellido.

"Cala Luna" me gusta por lo que significa pero también por su sonido, que me recuerda un poco al nombre de dos lugares de Finlandia, Vainikkala y Suomenlinna (todo para decir que alguna vez fui a Finlandia). Desde acá se ve la luna cuando está llena o menguante, la puesta de sol en torno al solsticio de verano (en otros momentos hay que subir a la azotea), la Cruz del Sur frente a mi ventana, el Gigante de Orión recostado sobre el techo del Hospital Maciel y a veces el querido lucero del alba, buen consuelo para las noches mal dormidas o la eventual obligación de madrugar. Y sobre todo se respira el mar, lo que hace que, en el fondo, el nombre que encontré tenga su sentido.

El espacio curvo



Días muy productivos en materia de tubos. Pinté dos nuevos y retoqué uno anterior, todos de la serie marítima.